Las bicicletas sin pedales es el primer paso para aprender

Las bicicletas sin pedales es un juguete que ha llegado hace poco a nuestro mercado. Algunos padres son reacios a los cambios nuevos y se muestran algo escépticos en comparación con las tradicionales bicicletas de niños que incorporaban ruedas de apoyo en las ruedas de las bicis para aprender a conducirlas.

Pero hoy vamos a mencionar algunas de las bondades de estas bicicletas que las hacen ideales para potenciar la capacidad física de nuestros peques. Un aspecto a mencionar es que estas bicis son muy ligeras, una característica muy importante pues en la edad comprendida entre los 2-5 años la musculatura de las piernas de nuestros hijos aún no están completamente desarrollada para soportar tracciones con mucho peso.

Esperamos que con este post aprendas todo lo que necesitas saber sobre la importancia  de una bicicleta para niño sin pedales, a la hora de trabajar las habilidades cognitivas y físicas de tu peque.

Características de las bicicletas sin pedales

La bicicleta sin pedales los hace sentir seguros

Cuando los niños hacen uso de sus bicicletas lo hacen realizando siempre cualquier maniobra con el apoyo de los pies en el suelo, por este motivo los peques se sienten siempre seguros y no experimentan el miedo que podrían tener con una bicicleta convencional. Esta confianza que sienten los niños mientras juegan con la bici hace que les resulte muy fácil su uso.

Desarrollan el sentimiento de independencia

Las bicis sin pedales dan autonomía a los niños, pueden conducir su bicicleta de un sitio para otro sin la necesidad de la ayuda de un adulto o de la incorporación de ruedines, condiciones que los hacen sentir dependientes y torpes o inestables en la conducción.

Los padres también se benefician de esa autonomía, ahora pueden dar paseos agradables por el campo o la playa acompañados de sus peques sin necesidad de arrastrarlos o llevarlos encima en brazos.

Ejercicio físico

Los peques necesitan ejercicio para desarrollar su constitución física y para canalizar esa dosis de actividad que necesitan realizar para mitigar los riesgos de sufrir estrés o hiperactividad. Este juguete es ideal para mantener al niño activo de una forma divertida y sana a la vez que trabaja la mejora de su coordinación física y agilidad.

Consiguen desarrollar el sentido del equilibrio de forma natural

mejora el equilibrio de tu peque con una bici sin pedalesEs importante tener claro las ventajas de las bicicletas sin pedales para nuestros peques y no solo debemos comprar una bici por el simple hecho de que el amigo de nuestro peque tiene una. Sabiendo los beneficios que aportan estas bicicletas a nuestro hijo seremos capaces de sacarle mucho más rendimiento al desarrollo y aprendizaje del niño. Una de las cualidades más importantes radica en la facilidad que tienen los niños para desarrollar el sentid del equilibrio con el uso de estas bicis.

Si el niño tiene experiencia en la conducción de bicicletas sin pedales disfrutará de una transición a bicicletas de niños mayores muy fácil y natural. Los niños disfrutarán más rápido de la experiencia de montar en bicicleta y los padres estaremos más contentos al comprobar que nuestros hijos saben conducir la bicicleta con destreza y seguridad.

Conducir una bicicleta sin pedales es más seguro

Frenar una bicicleta sin pedales es muy fácil para los peques. Los peques se impulsan con los pies y de la misma manera frenan la bici arrastrando los pies, por esta razón el niño siente en todo momento que controla la bicicleta.

Debemos asegurarnos de fijar la posición correcta del asiento para que el niño llegue de forma correcta con la planta de los pies al suelo. Hay que recordar que estas bicicletas tienen una altura no superior a 36cm (colocando la tija del asiento a su posición más baja), por lo que una caída fortuita no supone un gran riesgo para el niño pues la trayectoria de caída es muy reducida

¿Cuál es la edad aconsejada para empezar a montar una bici sin pedales?

Los peques pueden empezar a montar bicicletas las bicicletas sin pedales desde que son bien pequeñitos. La gran mayoría de las bicicletas sin pedales que actualmente encontramos en el mercado están enfocadas para niños a partir de los 2 años de edad e incluso algunos niños con una constitución bien desarrollada podrían utilizarlas con tan solo 18 meses de edad.

Cuando todavía son tan pequeños es importante asegurarnos que el asiento de la bici sea regulable y su posición más baja permita al niño conducir la bicicleta sin pedales de forma cómoda. El niño necesita tocar bien con los pies en el suelo para que se sienta seguro en la conducción y para poder impulsarse correctamente sin riesgo a sufrir alguna caída.